Fin de semana en el Pirineu de Lleida, primera contrabandista del año.

Empezamos la primavera disfrutando de dos días en el Pirineo de Lleida. Decidimos arrancar desde, prácticamente, la frontera de Andorra para adentrarnos en el Parc Natural de l’Alt Pirineu con tres coches, poquitos para respetar la normativa vigente: un patrol GR Y60, un Y61 y un Terrano.

El recorrido previsto para el sábado era una ruta semicircular, con descansos en enclaves de obligada parada, como podría ser la Ermita de Santa Magdalena, el río que lleva el mismo nombre, Sant Joan de l’Erm, Pic de l’Orri y entrar a Andorra por Tor. Un total de 126km.

La ruta del sábado empezó bien, pudimos marcar un buen ritmo y no había polvo por las últimas nieves caídas por zona y las lluvias de las últimas semanas. El día estuvo tapado y con algunas gotas de lluvia y el sol salía tímidamente a ratos. La temperatura en general estuvo muy bien para hacer más agradable el paseo. De los puntos marcados en el anterior párrafo, pudimos cumplir todas menos 2, el Pic de l’Orri estaba vallado, había mucha nieve y por ese motivo estaba cortada la circulación. Por otro lado, nos quedamos a escasos 5 Km de coronar la montaña de Tor y entrar a Andorra por la Massana, pero había una avalancha que cortaba el camino. Ya nos avisaron en Tor que el camino estaba así. Aun así, pasamos un buen día, disfrutando de buena compañía, de buenas vistas y de nuestros vehículos.

Para el domingo, habíamos pensando en subir al Pic Negre por la mañana (ya que estábamos prácticamente delante de la pista que sube) y así terminar pronto la jornada de domingo.

Pero el día empezó con problemas. La jornada anterior, el Terrano nos avisó que tenía un problema con la temperatura. Cambiamos el radiador antes de partir hacia el Pic Negre y cargamos combustible en Andorra. Pero al comenzar la ascensión el Terrano no mejoraba con el problema que arrastraba de la jornada anterior, así que viendo la hora que era, valorando el problema que teníamos y viendo la gran afluencia de nieve que nos esperaba, era de responsabilidad detener la ruta y dejarlo para más adelante.

En resumen: muchos quilómetros, gente increíble , como siempre y nos queda la espinita de repetir en los próximos meses cuando las condiciones del terreno sean óptimas.

Tranquilos ¡El Pic Negre no se mueve de donde está, volveremos! ¡Os esperamos!

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *